La disciplina es tu amiga para alcanzar el éxito.

Salvo contadas excepciones en donde el talento natural y nativo supera cualquier expectativa, siempre se requerirá de disciplina y constancia para desarrollar las habilidades y potenciar el talento que tienes silvestre.

No importa si se trata de una disciplina deportiva, la práctica de una afición o el desarrollo del trabajo, si logras cultivar la disciplina diaria y metódica, lograrás alcanzar los resultados que deseas y mejorarlo continuamente. Desafortunadamente, el estilo desenfrenado de vida, nos invita más a la improvisación, que no es mala, en lugar de acudir a la disciplina para templar nuestro carácter y mejorar nuestro desempeño.

La disciplina es un atributo y una herramienta que nos permite especializarnos en la labor que deseamos realizar, es un valor que le añade a nuestra personalidad la fortaleza para mantenernos en el curso de los acontecimientos, a pesar de las dificultades, y salir con éxito. Es una característica de los triunfadores para persistir y nunca desistir en su empeño.

La gota de agua nos enseña con sabiduría que si de forma disciplinada y constante se mantiene cayendo en el mismo lugar por largos períodos de tiempo, logra traspasar cualquier superficie por dura que sea. Un bello ejemplo para nuestras vidas, de que si deseamos superar cualquier evento que nos propongamos y llegar tan lejos como lo visualicemos, debemos empezar por cultivar la disciplina en nuestras vidas.

Soraya Bayo Romero

Coach Prof. Certificada

Consultora y Formadora

www.levantesoluciones.es

0

¡Deja tu comentario!

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.