La Silva y el Romance son estrofas compuestas por un número indeterminado de versos.

La Silva es una estrofa castellana compuesta por una serie de versos, sin sometimiento a límite cuantitativo alguno. Los versos son heptasílabos (comprenden siete sílabas métricas) y endecasílabos (con once sílabas). La distribución de ambos tipos de versos y la rima se establecen a voluntad del poeta.

“Silva” viene de la palabra “selva”, debido al desorden aparente en la estructura de esta estrofa. En una silva es posible encontrar, además, versos sueltos, o sin rima.

Pura, encendida rosa

émula de la llama

que sale con el día,

¿cómo naces tan llena de alegría?,

si sabes que la edad que te da el cielo

es apenas un breve y veloz vuelo?.

Y no valdrán las puntas de tu rama

Ni tu púrpura hermosa

a detener un punto

la ejecución del hado presurosa (…)

(Rioja)

El Romance contiene, igual que la Silva, una serie de versos indeterminados. Éstos han de ser octosílabos (con ocho sílabas métricas) y deben rimar en asonante los pares y sin rima alguna los impares.

El Romance Endecha se construye a base de versos heptasílabos, como la siguiente estrofa del escritor del Grupo poético del 27, Gerardo Diego:

Una humilde corona,

dulce Enrique Menéndez

de eternas siemprevivas

quisiera entretejerte,

que sobre tu sepulcro

dobladas balanceen

sus espigados tallos

al soplo del nordeste (…)

(Gerardo Diego)

 

LA MÉTRICA

1

¡Deja tu comentario!

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.