Las misiones diplomáticas se dividen en varias categorías, aunque todas procuran satisfacer el interés, del estado que representan, en el de destino o receptor.

Las embajadas son las misiones diplomáticas de carácter permanente más usuales. Las "misiones" son órganos especializados, que los estados y las organizaciones emplean en sus relaciones con otras naciones o entes internacionales. Surgen, por tanto, fruto de la necesidad de mantener contactos amistosos con el resto de la comunidad internacional. 

 Existen varios tipos de misiones diplomáticas:

  1. Embajadas. Son las representaciones diplomáticas más importantes. El jefe de estas misiones es un embajador, agente diplomático de mayor rango.
  2. Nunciaturas. Son las misiones permanentes del Vaticano en distintos países del mundo. El jefe de misión es un nuncio, equivalente en rango a cualquier embajador.
  3. Altas Comisarías. Se trata de misiones empleadas por los países miembros de la Commonwealth, cuando se instalan en el territorio de otro estado de dicha organización.
  4. Delegaciones Apostólicas. El Estado del Vaticano abre este tipo de misiones en países con los que no mantiene relaciones. Se discute si, realmente, poseen carácter diplomático.
  5. Delegaciones de Carácter Permanente. Son representaciones de los diferentes estados en las organizaciones internacionales. Al frente de las mismas se encuentra un representante permanente. Son, por ejemplo, las representaciones permanentes ante la ONU.
  6. Misiones de Observación. Se trata de delegaciones de carácter permanente acreditadas ante organismos internacionales, cuando el estado acreditante no forma parte, oficialmente, de la organización. Es el caso de la Misión Permanente de Observación de Palestina en la ONU.

Cualquier clase de misión diplomática procura satisfacer el interés del estado, al que representa, en la nación receptora. Todo ello, de acuerdo con el derecho internacional.

Aparte de la representación general del estado origen en el receptor, las misiones llevan a cabo otras importantes labores:

  • Realizan todo tipo de negociaciones con el estado receptor y ejercen de intermediarias entre ambas naciones.
  • Fomentan la cooperación y las relaciones económicas, culturales y científicas entre los dos países.
  • Informan al estado acreditante sobre situación y características del país receptor.
0

¡Deja tu comentario!

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.