La producción de cereales descendió notablemente en la temporada de 2008-2009.

Los cereales son uno de los pilares de la industria agroalimentaria. Actualmente se utilizan como materia prima de una gran diversidad de productos alimenticios. Además de productos relacionados con la panadería, también se usa para elaborar las papillas infantiles, los purés para la tercera edad, la elaboración de salsas, de productos dietéticos, e incluso, como base para fabricar la cerveza.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos de la República Argentina, gracias a los datos aportados por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, elabora los informes de producción del país. Los datos no hacen referencia a cereales de consumo menor. Los informes se centran en la producción cerealista de las siguientes especies vegetales: alpiste, arroz, avena, cebada cervecera, centeno, maíz, mijo, sorgo granífero y trigo.

Desde 2004 hasta 2008, la producción se mantuvo más o menos estable. Los datos totalizados nos muestran desde 31.646,7 toneladas producidas en 2005 hasta 44.595,3 toneladas en 2007. El cereal más producido es el maíz, uno de los productos más presentes en la dieta de toda Latinoamérica. Sólo en 2007 se llegaron a producir 22.016,9 toneladas de maíz.

El segundo cereal más producido es el trigo, presente en la alimentación de casi todo el planeta. En 2007, se produjeron en Argentina un total de 16.347,7 toneladas de trigo. Uno de los aspectos positivos de los cereales, es que tienen un bajo contenido en agua, por tanto son propicios para la exportación, y su consecuente conservación.

Sin embargo, en la temporada 2008-2009 la producción descendió notablemente. Hasta 26.655,6 toneladas de cereales producidos. Es un dato alarmante para el sector, ya que es un sector que favorece a la inserción laboral durante la cosecha, y su posterior tratamiento. La producción maicera descendió hasta 13.121,4 toneladas, la triguera se sitúa en torno a las 8.372,6 toneladas.

El arroz es el único cereal que se comportó de manera opuesta al mercado. La producción arrocera asciende desde 2005. Ese año se produjeron 956,3 toneladas de arroz; y en la temporada de declive, la de 2008-2009, la producción alcanzaba el pico estadístico de 1.334,2 toneladas.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos 'cookies' propias y de terceros para dar un mejor servicio y ofrecer publicidad personalizada a nuestros usuarios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las 'cookies'.