Sencillos consejos para tener las cosas claras a la hora de ir de compras

Nos gusta comprar ropa, pero en numerosas ocasiones, nuestras prendas acaban en el armario abandonadas, porque no nos convencen, porque nos parece que no combinan bien, o porque sencillamente nos las ponemos y nos quedan fatal. Y el caso es que cuando las compramos en la tienda nos las vemos fabulosas. Entonces ¿Cuál es el fallo?

Hay que tener varios puntos claros antes de comprar ropa: El color, el tamaño y el estilo.

El color es muy importante a la hora de vestir, no todos los colores lucen igual de dia que de noche, o resultan favorecedores sobre tu piel. Intenta siempre mirar la ropa con luz natural para apreciarla correctamente.

Sobre el tamaño, siempre debes escoger ropa que te quede bien a la primera. Intenta siempre evitar tener que realizarle arreglos, aunque ya sabemos que a veces es inevitable. Nunca compres nada pensando que cuando rebajes esos kilos que te sobran podrás ponértelo, porque en el caso de que no los rebajes, la prenda se quedará olvidada en el armario.

El estilo es primordial. Compra siempre pensando en cómo la vas a combinar, porque es posible que de forma independiente luzca muy bonita, pero hay que tener en cuenta el resto del look con el que te la pondrás. Si comprar algo muy chulo pero que luego es totalmente imposible de poner con lo que normalmente llevas, poco podrás hacer con ella. Siempre ve acorde con tu estilo.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.