El lado bohemio-moderno-peligroso de Londres probablemente será el Soho, y si uno, además de museos y edificios, quiere conocer un poco más como late la ciudad, deberá pasear por la zona.

Tan conocido es este barrio, con tal variedad de comercios, servicios hosteleros y otros asuntos, que su nombre ha sido exportado a otras ciudades del mundo como sinónimo de barrio bohemio y activo. Una posibilidad a tener en cuenta es buscar un alojamiento en la zona, ya que los hay de diversos tipos, y si bien predomina lo caro, establecerse allí durante unos días puede suponer un ahorro en el  transporte de la City, puesto que desde allí se puede visitar diversas zonas, si somos buenos caminantes. El origen de la condición actual del barrio viene de antiguo. Hacia la mitad del siglo XIX las familias respetables londinenses se habían marchado de allí a la vez llegaban las prostitutas y se instalaban los salones de música o pequeños teatros. 

Para los comienzos del siglo XX había una curiosa mezcla de comedores de origen extranjero y se convirtió en un lugar de moda para los intelectuales, escritores y artistas. 

A partir de 1930 y hasta el comienzo de la década de los 60, los pubs del Soho se llenaron cada noche de escritores borrachos, poetas y artistas, muchos de los cuales nunca llegaron a ser famosos, y fue también durante este periodo cuando los grandes Pubs se establecieron.

Si buscas las tiendas relacionadas con la cultura, pubs o musicales, no debe faltar el paseo por el Soho.

Texto y Fotos: Manuel González

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.