Rudolf Hess fue un militar y político clave de la Alemania nazi.

El número tres del nazismo, Rudolf Hess, fue protagonista de uno de los sucesos más peculiares acontecidos en la II Guerra Mundial.

En plena contienda contra el ejército inglés, el alemán Rudolf Hess, lugarteniente de Hitler, el 10 de mayo de 1941, se lanzó en paracaídas sobre el país de Escocia.

La noticia llegó el día 11 al despacho de Churchill, el dirigente inglés, que pensó que se trataba de una broma.

Rudolf cayó sobre un campo y fue a dar con la casa de un granjero escocés, que le sirvió algo de té. Le contó al hombre que debía encontrar al duque de Hamilton, porqué debía entrevistarse urgentemente con él.

Una vez en presencia del duque reconoció su identidad y le propuso un “acuerdo de paz”, basado en el reparto de los territorios del mundo, por esferas de influencia y la inmediata salida del gobierno de Churchill.

Hess creía que después de esto sería llevado ante el rey Jorge VI, pero lo que consiguió fue ser arrestado. Después de que Churchill fuera informado por parte del duque de la entrevista, mandó tratar a Hess como un prisionero de guerra. Fue encerrado en la Torre de Londres y posteriormente en un hospital militar.

Aún así Churchill fue informado sobre el acuerdo de paz que proponía Alemania, y le pareció inaceptable.

Mientras, en Alemania no se ponen de acuerdo con la que se supone fue la reacción del Hitler ante este hecho. Unos dicen que lo maldijo y creyó que al final acabaría traicionándole, destapando información confidencial sobre Alemania. Otros afirman que la reacción fue de resignación ante el fallo en la misión para el acuerdo de paz.

En Alemania, Hess fue declarado loco. Pero esto creó polémica, ya que no se entendía cómo un desequilibrado mental había podido ostentar el gran cargo de poder en el tercer Reich.

Reich fue sometido a los juicios de Nuremberg, donde casualmente recuperó la memoria, después de haber afirmado que tenía amnesia. Aun así fue condenado a cadena perpetua.

Finalmente y después de cuarenta años de reclusión, se suicidó ahorcándose con un cable eléctrico. A día de hoy no se han disipado las dudas de si resultó ser un suicidio o un asesinato.

Información obtenida del libro Breve Historia de la Segunda Guerra Mundial. Editorial Nowtilus

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.