¿Es que los esquimales no saben besar? En este manual te lo descubrimos.

El cariñoso saludo esquimal por todos conocidos, ese "beso con la nariz" tiene una explicación que no sólo se fundamenta en la tradición. Este curioso saludo, consiste, como seguro que ya habrás visto, en frotarse la nariz propia con la nariz de la otra persona, un gesto que los esquimales utilizan para expresar el cariño y el afecto hacia sus seres queridos.

 

Para encontrar una explicación a este beso, sólo tenemos que pensar en el entorno de un esquimal: en el frío extremo, del que se protegen con prendas de abrigo que sólo dejan al descubierto la cara. Como la nariz es una de las primeras partes del cuerpo que se enfría, el gesto de frotar nariz con nariz sirve para calentarla.

Los labios también quedan al descubierto, sí, entonces, ¿por qué no se besan con ellos? Pues también encontramos la explicación en el frío, que hace que los labios se agrieten y se cubran de una fina capa de escarcha. Si los esquimales intentan saludarse con un beso, los labios se mojan y se pueden quedar pegados. 

 

Imagen: Dah-len

3

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.