La salud y comodidad de nuestros pies y zapatos son vitales para la nuestra salud y comodidad en general. Unos malos zapatos o que no se ajusten a nuestra talla o a la fisonomía pueden provocar dolor de espalda, escoliosis y múltiples trastornos a nuestra

Por suerte o por desgracia todos los pies son diferentes, unos más altos, otros más bajos, unos más anchos y otros más estrechos. No existen dos pies exactamente iguales.  Así cuando tenemos que comprar unos zapatos tendremos que elegir los que mejor se ajusten a nuestra morfología.

 

La mejor manera de elegir una talla correcta es probar el calzado. Es fundamental elegir bien los zapatos y que la talla sea la apropiada. Existen unas tablas de medidas de horma o cabida de pie que esta regulada por la norma UNE (AENOR) para las medidas de pie en Europa, donde se indica y se determina que en la medida del largo del pie hay una diferencia de 6,66 mm entre talla y talla.

 

Aquí tenéis algunos trucos:

El primer paso es medir el largo del pie. Las tallas habituales se corresponden con 23,6 cm., la talla 36, 24,3 cm., la talla 37 y  25,0 cm., la talla 38, en España.

En general el zapato en la parte de la suela o piso, deberá tener 1 centímetro más de largo de lo que mide nuestro pie en centímetros, ya que no es lo mismo un pie sin actividad (punto de París) que un pie con actividad (pie activo) pues nuestro pie se estira al caminar.

El alto del pie suele ser uno de los problemas más importantes ya que la mayoría de los zapatos no son ajustables y la media de altura en el empeine no puede ser modificada.

La forma de la suela también es importante, por ejemplo, si llevamos tacón deberemos asegurarnos de que la punta de la suela sea un poco ascendente para evitar que el pie nos resbale hacia adelante.

De la misma manera el ancho también debe ser tenido en cuenta. Sobre todo en el caso de botas y zapatos cerrados, igual que debemos estimar el uso que le vayamos a dar. Si vamos a estar con ellos todo el día es posible que se nos hinchen los pies y nos aprieten, por lo que en ese caso será mejor llevarlos un poco holgados.

Hay algunos nuevos diseños innovadores en el mercado que son zapatos ajustables e intercambiables, que nos permiten ajustar el zapato a la morfología de nuestro pie.

Zapato ajustable Laura, en Bricoshoe.es

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.