Bremen es una ciudad situada al noroeste de Alemania. Por todos es conocido el cuento de “Los músicos de Bremen”, cuyas figuras podemos encontrarnos por todo el centro de la ciudad.

Merece la pena conocer Bremen, ya que en tan solo 3 o 4 días podemos visitar los lugares más importantes y representativos de la ciudad.

El centro de la ciudad está rodeado por un antiguo foso que en la Edad Media estaba bordeado de torres y muros. Ahora existe un parque, y el foso se convirtió en un pequeño río.

Aquí nos encontramos con un gran molino holandés, el Kaffee-Mühle, el último de 12 molinos, ahora convertido en cafetería cervecería al aire libre.

Podemos seguir nuestra visita por la Sogëstraβe, "la calle de las cerdas", en la que nos encontramos en su entrada con un grupo de figuras de cerdos de bronce, ya que antiguamente estos animales eran conducidos por esta calle para que se comieran las basuras. Es una calle peatonal con multitud de tiendas.

Siguiendo por esta calle, llegamos a Liebfrauen-Kirchhof, donde tiene lugar un mercado de flores todas las mañanas de lunes a sábado.

 

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.