La “industria refresquera” mexicana alcanzó en 2008 un crecimiento negativo.

La Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas, A.C (ANPRAC), en su Anuario Estadístico 2008, muestra diferentes cifras relativas a las ventas obtenidas en la industria de refrescos, su crecimiento y la aportación de este sector al PIB nacional. Así, los datos que se desprenden sobre la actividad durante el año 2008 son los siguientes:

- Las ventas alcanzadas en la industria de refrescos y de aguas carbonatas en 2008 fue de 16,916 millones de litros (2,979 millones de cajas); registrando un crecimiento negativo (-0,14%) puesto que, en 2007, las ventas se situaron en 16,940 millones de litros. Como dato significativo, el Anuario destaca que el único índice negativo de crecimiento que se había alcanzado entre 2000 y 2008 fue en 2001 (-0,3%), puesto que durante otros años como en el 2005, en el 2006 y en el 2007, las cifras fueron positivas con un 2,9%, un 3,1% y un 2,3% respectivamente.

- En referencia a la relación entre el PIB nacional y la industria de refrescos, los productos carbonatados registraron en 2008 un crecimiento acumulado del 16,7%, mientras que el PIB alcanzó un 29,6%. Estos resultados reflejan, según la publicación, una falta de dinamismo en la demanda de estos productos, que surgió tras la crisis de 1995 con el traslado de los consumidores de la industria del refresco (crecimiento per cápita de un 6% entre 1994-2004) a la del agua embotellada (42% de crecimiento per cápita 1994-2004). 

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.