El Documento Nacional de Identidad Electrónico permite a sus portadores realizar multitud de servicios electrónicos con la administración vía Web.

El Documento Nacional de Identidad (DNI), acredita, desde hace más de 50 años, la identidad, los datos personales que en él aparecen y la nacionalidad española de su titular. En el siglo XXI se ha adaptado a la sociedad de la información y al uso generalizado de Internet.

El DNI electrónico lleva incorporado un chip que permite, entre otras operaciones, la firma digital de documentos electrónicos, otorgándoles validez jurídica. Con este nuevo sistema surgen nuevas aplicaciones como las compras firmadas, tramites con las Administraciones Públicas, transacciones seguras… a través de Internet.

En definitiva, ahorrar tiempo de gestión y de desplazamiento. A estas ventajas se suma la seguridad que otorga este nuevo sistema pues cuenta con unas medidas de seguridad más sofisticadas que el DNI tradicional.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.