La “Tanorexia” implica una necesidad exagerada de exposición al sol.

“Tanorexia” es el nombre que se da a la fijación que sufren muchas personas por lograr un bronceado que podría llegar a considerarse excesivo. La peculiaridad de esta realidad es que el individuo en cuestión nunca considera suficiente el tono de piel alcanzado tras exponerse al sol o utilizar cabinas de rayos UVA, poniendo en peligro su salud. 

Una de las principales consecuencias de la “tanorexia” es que puede llegar a generar una necesidad exagerada de exponerse a los rayos del sol, por lo que el Ministerio de Sanidad y Consumo propone una serie de medidas para broncearse de forma saludable. Entre ellas se encuentra la concienciación de que según la altura de exposición pueden producirse quemaduras solares, la necesidad de protección de la piel, de los ojos y de la cabeza con prendas especiales, no exponerse al sol entre las 12´00 hrs y las 17´00 hrs, emplear cremas solares protectoras aplicándolas 30 minutos antes de la exposición y renovarlas cada dos horas, tener especial cuidado con los medicamentos que nos hagan vulnerables al sol y prevenir especialmente a los niños del sol y de sus consecuencias. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.