El Firewall es una parte de un sistema o una red que está diseñada para bloquear el acceso no autorizado, permitiendo al mismo tiempo comunicaciones autorizadas.

El término firewall significa literalmente “corta fuego” y de eso trata, de limitar, cifrar, permitir o rechazar páginas o archivos que no queremos y otorgar seguridad al tráfico web. Se pueden instalar en el hardware o en el software.

Su mayor ventaja es que bloquea el acceso de personas no autorizadas a redes privadas. No es un sistema ilimitado, pues asume algunos riesgos: no detecta ataques cuyo tráfico no pase a través del cortafuego, no protege de los ataques internos o usuarios negligentes, no funciona como antivirus; es decir, no actúa contra virus informáticos y, por último, no protege de los fallos de seguridad de los servicios de protocolo cuyo tráfico esté permitido.

Recomendación: configurar correctamente y estableces la seguridad de los servicios que publiques en Internet.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.