El 11 de Marzo de 2004 se produce el mayor atentado terrorista que ha sufrido España hasta el momento.

El jueves 11 de Marzo de 2004, la ciudad de Madrid amanece con el mismo trasiego de personas que habitualmente. Nadie podía imaginar lo que sucedería a continuación.

Diez bombas en total explosionan esa mañana, en plena hora punta, en uno de los trasportes más usados de la ciudad, el cercanías. La ciudad de Madrid amanece sobrecogida por los hechos.

 

  • A las 7:37 horas se produce una explosión en un tren, en la estación de Atocha. Otras dos explosiones se suceden, en el mismo tren, unos minutos después.
  • A las 7:38 se dan otras dos explosiones en la estación de El Pozo, y otra en Santa Eugenia.
  • A las 7:39 otras cuatro bombas hacen explosión en un tren que se encontraba cercano a la estación de Atocha.

Los servicios de urgencia se ponen en marcha y montan hospitales de campaña en plena calle para atender a los heridos.

RENFE suspende el tráfico de sus líneas y se hace lo mismo con alguna de metro. Por otra parte se traslada a los fallecidos al pabellón sexto de IFEMA, para que vayan siendo identificados.

Las líneas telefónicas se colapsan. El pánico invade la capital y toda España está pendiente de los familiares que viven allí. Se pone en marcha todo un mecanismo de donaciones de sangre, necesarias para atender a todos los heridos.

En total el atentado se salda con 191 muertos y más de 1.500 heridos.

Reina la confusión, no se sabe el origen del ataque, pero las primeras pistas apuntan al grupo terrorista ETA. A las 10:30 de la mañana, Arnaldo Otegi, portavoz de Batasuna, convocó a los medios para negar la implicación de la banda en la masacre ocurrida.

Se produce un Gabinete de Crisis en Moncloa y todos los partidos suspenden su campaña política.

A las 20:27 horas, el Rey Juan Carlos, ofrece un mensaje televisado en el que pide unidad, firmeza y serenidad.

Las sospechas hacia el grupo islamista Al-Qaeda aparecen, cuando el Ministro  del Interior, Ángel Acebes, informa en rueda de prensa, de la aparición de una furgoneta robada, en Alcalá de Henares, que contenía varios detonadores y una cinta con versículos del Corán. Fue desde allí de dónde partieron los trenes.

A las 21:00 el diario “Al Quds al Arabi”  comunica que un grupo relacionado con Al Qaeda ha reivindicado el atentado.

Dos días después, el día 13 de marzo se producen las primeras detenciones de tres marroquíes y dos hindúes. El Ministerio del Interior reconoce, ya en plena jornada electoral, la autoría del grupo yihadista.

El Partido Popular pasó de la presidencia a la oposición, porque los españoles sintieron que se les estaba ocultando información sobre los autores del atentado. Todos coinciden en que las votaciones dieron un vuelco como castigo.

El día 26 de marzo, se encontraron, en una casa de la localidad madrileña de Chinchón, varios detonadores, explosivos y huellas de más de 20 personas. Aquí es donde sería preparado el atentado un día antes, el 10 de marzo.

El día 3 de abril, siete terroristas se inmolan en la localidad de Leganés, al verse acorralados por la policía.

El 15 de abril, aparece una grabación de Bin Laden, dónde explica que el atentado es un castigo por la participación de España en la guerra de Irak.  

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.