¿Te gustan las coles? El verano es el momento idóneo para sembrarlas y te vamos a contar como hacerlo.

Con el semillero ya preparado, como hemos visto en uno de los manuales anteriores, conseguiremos las semillas de las coles que queramos sembrar, lombardas, de corazón de buey, milán, de Bruselas…

Esta gran variedad de coles nos proporcionan la posibilidad de tener cosechas escalonadas de los distintos tipos, ya que algunas se desarrollan más rápidas que otras. Las semillas que son redondas y muy pequeñas se entierran a no más de un centímetro. Podemos sembrarlas a en orden aleatorio, como queramos en el semillero, en líneas o a golpes, recubriéndolos de una capita de tierra o de una cantidad pequeña de compost...

Si seguimos los ritmos lunares, las coles debemos sembrarlas en un día hoja y en fase lunar menguante. Una buena fórmula para que la germinación de la semilla se produzca antes es cubrir el semillero con un plástico, ya que así el sustrato mantiene más la humedad y la temperatura es más constante, de todos modos no debemos olvidar levantar el plástico durante varios minutos al día para que el oxígeno se renueve. También debemos tener cuidado de que las plantas en su crecimiento no toquen el plástico, ya que se acabarían pudriendo.

El transplante a pleno campo se lleva a cabo cuando tiene como mínimo tres hojas bien formadas.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.