“Este fin de semana me he pasado: he comido y he bebido más de la cuenta”. El agua es tu aliada para empezar a sentirte mejor.

Cada vez que sometemos a nuestro cuerpo a un exceso de comida y bebida, lo normal es que pasadas unas horas experimentemos pesadez, hinchazón, acidez y malestar general digestivo. El primer paso devolver a nuestro cuerpo a la normalidad es beber más agua, incrementar la cantidad de agua que ingerimos normalmente, ¿por qué?

Especialmente si nos hemos excedido con el alcohol, nuestro cuerpo estará deshidratado, el agua nos ayudará a minimizar el malestar que produce la resaca. Pero no solo eso, el agua nos ayudará reducir la hinchazón y aliviará la retención de líquidos que producen los excesos. Asimismo, mejora la circulación sanguínea, que lleva oxígeno y nutrientes a todo nuestro cuerpo, y eliminaremos con más facilidad los productos de deshecho. Y es que el agua es el mejor aliado para depurarnos y desintoxicarnos.

 

En los dos días posteriores a un exceso, hemos de incrementar la ingesta de agua, no solo a través de agua a secas, sino también a través de alimentos de alto contenido en agua, como caldos, cremas, infusiones, zumos, frutas y vegetales.

Imágenes: jenny downingDidriks

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.