La torre de esta iglesia ha ido referencia de la situacion de Oporto para los barcos que navegaban por el Duero.

La fama de esta iglesia recae en su gran torre. El edificio es una construcción barroca del arquitecto italiano Nicolau Nasoni, que tiene otras obras en Oporto. Cuenta con una fachada estilo rococó y su planta es elíptica. Es parte del conjunto de la Hermandad de los Clérigos, formado por la iglesia de la que hablamos, la casa de los Clérigos y la torre. La torre tiene unos 75 metros de altura, y según se afirma en el lugar es la más alta de Portugal. Estéticamente no es muy bella, y debido al material de la piedra utilizada para la construcción, le da un aspecto un tanto tenebroso y poco estilizado. Después de dejar atrás más de 200 peldaños por una empinada escalera, se podrá obtener una de las mejores vistas de Oporto, Vila Nova de Gaia y el río Duero. 

Es una visita muy recomendable, así que conviene informarse con anterioridad del horario de apertura que tiene, sin olvidar el ánimo para subir las estrechas escaleras. La llegada a la parte final, compensa sin duda.

Fotos de Manuel González

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.