La facilidad para anular viajes dependerá del alojamiento y del transporte.

Antes de contratar cualquier viaje, es necesario tener claras las fechas y los lugares hasta los que podamos trasladarnos con total tranquilidad para pasar unas agradables vacaciones. No obstante, siempre pueden surgir imprevistos y aún más, cuando la contratación se realiza con un tiempo de antelación considerable para disponer de ofertas o promociones. Pues bien, en caso de cancelación debemos acudir a la oficina donde hemos contratado el viaje para consultar, aunque siempre es recomendable acudir una vez que tengamos perfectamente claros nuestros derechos como consumidores.

Por una parte, en el caso de los alojamientos, dependerá del tiempo con el que hemos realizado la cancelación. Es posible que si no lo hacemos con demasiada antelación, nos requieran parte de la fianza. En el caso de los medios de transporte, también varía según la fecha de aviso; aumentando el porcentaje del precio del billete que se quedarán las compañías cuanto más próxima se encuentre la fecha del viaje. Es importante saber que existen los “Seguros de Cancelación”, con los que pagas un pequeño importe y te encuentras protegido ante cualquier imprevisto. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.