En Europa se ha establecido para 2015 el sistema e-call para los coches nuevos.

La Comisión de la Unión Europea aprobó el 8 de septiembre de 2011 un documento llamado “recomendaciones e-call”, que supone la introducción de un nuevo sistema de comunicaciones insertado en la tecnología de los automóviles. En total, 25 países miembros de la UE y otros que no lo son, como Noruega o Suiza, han ratificado este sistema y se han comprometido a su establecimiento. Se ha calculado que anualmente podrían salvarse cerca de 2.500 vidas, por lo que se han invertido en investigación más de 100 millones de euros. 

Este sistema permite que, en caso de accidente, se transmita automáticamente una señal de emergencia que alerta a las autoridades sanitarias (112) sobre lo ocurrido y sobre el lugar exacto en el que se encuentra el coche en concreto. También es posible que el conductor presione el botón de “e-call” para informar si se encuentra con una situación de estas características. La implantación de esta tecnología solo sería obligatoria en automóviles de nueva creación. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.