Cuando hablamos de borrar tablas, filas, columnas y celdas hay que diferenciar si lo que se desea borrar es el contenido o el contenido y la estructura que lo contiene.

Hablamos de borrar cuando nos referimos al contenido; de esta forma, las celdas permanecen, pero no habrá nada dentro de ellas.

Una forma de borrar contenidos es mediante las teclas Supr y Retroceso, pero, obviamente, Word nos proporciona otras formas más sencillas:

  1. Selecciona la tabla, fila, columna o celda para que Word sepa qué deseas borrar.
  2. Pulsa la tecla Supr.

Ahora, esa tabla, fila o columna seguirá existiendo, pero no tendrá contenido en sus celdas.

Para eliminar completamente una tabla, fila o columna has de utilizar la ficha Herramientas de tabla, como indica la siguiente secuencia:

  1. Sitúa el punto de inserción en una celda cualquiera para borrar la tabla; en una celda de la fila que deseas eliminar o en una celda de la columna que deseas eliminar.
  2. Selecciona en el grupo Tabla el desplegable Eliminar y, a continuación, y elige Tabla, para eliminar la tabla, el comando Fila para eliminar la fila donde se encuentra esa celda o el comando Columna para eliminar la columna a la que pertenece esa celda.

De esta forma, si borras una tabla, dejará de existir; si borras una columna, ésta desaparece y las que están situadas a la derecha se trasladan hacia la izquierda ocupando su espacio; si borras una fila, ésta desaparece y las inferiores se trasladarán ocupando su espacio.

Cuando hablamos de celdas el proceso es similar, pero con una matización porque Word debe saber cómo hacerlo y te muestra un cuadro de diálogo para que le indiques cómo deseas dejar la tabla:

  • Trasladando las celdas de la derecha hacia la izquierda.
  • Trasladando las celdas inferiores hacia arriba.

De cualquier forma, si el resultado no es el deseado, recuerda que puedes deshacer la acción.

111

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.