La diferencia entre moverse y desplazarse es muy importante. Al moverte, estás cambiando de posición el punto de inserción. Sin embargo, al desplazarte, sólo cambia el texto que puedes ver en la pantalla.

Para añadir nuevo texto a nuestro documento, lo único que hay que hacer es situar el punto de inserción donde quieras incluir el texto nuevo y comenzar a teclear. Por ese motivo, es interesante que aprendas a situar el punto de inserción justo donde quieres. Para hacerlo, puedes usar tanto el ratón como el teclado.

Mover el punto de inserción con el ratón es tan sencillo como colocar el puntero del ratón en el lugar donde quieres situar el punto de inserción y hacer clic. Si bien mover el punto de inserción con el ratón es muy sencillo, hay ocasiones en las que te interesará usar en el teclado las flechas de dirección.

Pero, ¿qué hacer cuando no se ve en pantalla el carácter delante del que se desea situar el punto de inserción? Por ejemplo, ¿cómo mover el punto de inserción desde la primera hasta la quinta página de un documento?

La diferencia entre moverse y desplazarse es muy importante. Al moverte, estás cambiando de posición el punto de inserción. Sin embargo, al desplazarte, sólo cambia el texto que puedes ver en la pantalla, pero no se mueve el punto de inserción. Por tanto, si añades o borras texto, lo harás en la posición en la que estuviera el punto de inserción, ya que no lo has cambiado de sitio.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.