Las cerezas se pueden comer con las manos.

Lo normal es que se sirvan ya lavadas, pero si no es así, se colocarán unos recipientes con agua en la mesa para poder lavarlas.

Los huesos de las cerezas los colocamos en el puño de la mano y los dejamos a un lado del plato.

De igual forma se comen las uvas.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.