Los guisantes se comen con el tenedor, pero nunca se pinchan con él.

Para comer guisantes sin derramarlos por la mesa o el suelo, lo mejor es colocarlos en el tenedor. Nos podemos ayudar del cuchillo si es necesario. 

Hay que tener cuidado al comerlos, ya que es muy fácil que los guisantes se caigan del tenedor al llevárnoslos a la boca, para ello mantener el pulso y ser natural es lo más recomendado.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.