Una dieta regular puede ayudar a prevenir múltiples enfermedades.

Un estudio publicado en la revista Cell Metabolism pone de manifiesto la realidad de que adquieren la misma importancia tanto los alimentos que ingerimos como el momento que elegimos para hacerlo. Es frecuente, al iniciar una dieta, tener que llevar a cabo entre tres y cinco comidas, pero es cierto que lo que no se permite es ingerir nada entre una y otra. Es esencial combinar una dieta sana y saludable y quedar saciado en cada una de las comidas que se llevan a cabo para ser regular en las horas.

Los expertos en esta investigación mantienen la necesidad de fijar unos horarios de comida y de sueño para que el cuerpo se encuentre en pleno equilibrio y nuestro organismo se encuentre en perfecto estado. Con este hallazgo, sería posible prescindir de las dietas insufribles, respetando simplemente los periodos de tiempo. Bien es cierto, según afirman, que las comidas realizadas cada ocho horas pueden ayudar a prevenir muchas enfermedades. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.