La Orden de Carlos III, creada por este monarca español, premia servicios extraordinarios a la patria, realizados por nacionales o extranjeros.

La Orden de Carlos III fue instituída por este rey en 1771. Su reglamento de concesión data de 1910. El objeto de la distinción es premiar extraordinarios y meritorios servicios a la patria, prestados por nacionales o extranjeros.

Carlos III quiso celebrar, con la creación de la Orden, el nacimiento del Infante don Carlos Clemente, que reinaría, posteriormente, con el nombre de Carlos IV. El monarca fundador se declaró jefe y soberano de la Orden. Además, estableció que los futuros Reyes de España serían sus sucesores.

La insignia de la Orden es un collar, que cuenta con más de cuarenta piezas. Está adornado de palma y laurel, con un león, un castillo y un trofeo militar. Porta una cruz venera de tipo maltés. En los antebrazos de ésta, cuatro flores de lis de oro y, en el centro, un óvalo de oro con orla de esmalte azul y una imagen de la Purísima Concepción. El reverso de dicho óvalo muestra la cifra del monarca (III) y la leyenda "Virtuti et Merito".

En el Real Decreto 1051/2002, de 11 de octubre, se establecen los grados de la distinción:

  • Collar.
  • Gran Cruz.
  • Encomienda de Número.
  • Encomienda.
  • Cruz.

La condecoración que otorga la Orden de Carlos III es considerada, por todos los expertos, como la segunda más importante de todas las que se conceden en España, tras la del Toisón de Oro.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.