Prueba a tener pensamientos positivos por un día.

En el trabajo como en las empresas, la actitud positiva aumenta el rendimiento y sirve de retroalimentación para seguir siempre motivados, sin importar la actividad que realices o los obstáculos que debas superar. Por ello, las personas exitosas no son las que siempre han contado con la suerte de su lado, ni las que siempre obtuvieron victorias, sino las que se mantuvieron en su camino a pesar de las dificultades y pudieron mantenerse motivados a pesar de las derrotas, las cuales consideraron pasajeras y no definitivas.

Las emociones positivas juegan un papel importante en la obtención de estos resultados, porque atraen como imán otras personas positivas para que te alienten y te apoyen, porque atraen aquello que denominas suerte que no es otra cosa que la llegada de aquello que has pedido, y lo has podido hacer por que vives y traspiras optimismo y positivismo.

En las mediciones del clima laboral en las empresas, uno de los factores que mejor califican las personas en el logro de su desempeño es la adecuada retroalimentación, el premio al buen resultado, la palmadita en la espalda, el consentimiento e incentivo para seguir adelante y con mejor ímpetu. Esta motivación externa le permite al trabajador cargar baterías y seguir siendo positivos.

Las emociones positivas cambian tu vida, porque sirven de masajes mentales y físicos, te permiten mantener en el camino y superar lo que venga, realizar esfuerzos superiores a los normales que venías realizando, y sentirte con la autoestima en alto y con la actitud dispuesta para levantarte cada mañana con las mejores energías para cumplir tu misión.

 Soraya Bayo Romero

www.levantesoluciones.es

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.