El Insomnio es una alteración del sueño. Puede producir dificultad para conciliar el sueño o para permanecer dormido.

El Insomnio es una de las alteraciones del sueño más habituales. Las personas que lo sufren tienen problemas para conciliar el sueño o simplemente para permanecer dormidos.

Es una afección que afecta de una forma directa a la vida cotidiana de la persona que lo sufre. Su descanso se reduce al disminuir las horas de sueño. La calidad del sueño es menor, con lo que se acumula cansancio físico y mental. Si este problema perdura en el tiempo o se agrava, los afectados pueden sufrir procesos de irritabilidad, depresión, falta de concentración, somnolencia constante, etcétera.

Dependiendo de las características concretas del insomnio también existen varios tipos:

  • Por su duración: transitorio, subagudo o crónico.
  • Por su gravedad: leve y grave, dependiendo de si afecte en menor o mayor medida a la calidad de vida del afectado.
  • Por el horario en que se produzca: inicial o de conciliación, cuándo la persona sufra incapacidad de dormirse por las noches; de mantenimiento, cuándo la persona se despierta varias veces durando la noche; y el despertar precoz, cuándo el afectado se despierta mucho antes de lo que tenía previsto.

Las causas de esta afección pueden ser muy variadas: estrés, preocupaciones de todo tipo, ansiedad, desorden en las conductas de sueño, efectos secundarios de medicamentos, malos hábitos alimenticios, etcétera.

Para controlar o evitar este tipo de desórdenes del sueño se pueden poner en marcha diferentes consejos:

  • No tomar bebidas excitantes.
  • Ejercicio físico regular, pero debe evitarse en las horas cercanas al sueño, porque puede resultar excitante.
  • El lugar de sueño debe ser cómodo, con la suficiente oscuridad y se debe evitar realizar ninguna actividad (leer, ver la tele, escuchar la radio) en dicho lugar antes de irse a dormir.
  • Evitar la ingesta de alcohol, que en principio induce al sueño pero luego propicia que el despertar sea precoz.
  • Generar una rutina del sueño, acostar y levantarse todos los días a la misma hora.
  • Acostarse solo cuándo se tenga sueño.
0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.