Los Comités de Vigilancia eran una forma de defensa en el Salvaje Oeste.

Los Comités de Vigilancia nacieron en San Francisco durante los años de la Fiebre del Oro, dónde los pueblos mineros se llenaron de buscavidas y maleantes.

El grupo más famoso de esta época fue los “Sydney Ducks”, una banda australiana, que sembraba el terror por el viejo oeste.

Los Comités estaban constituidos por grupos de hombres resueltos y respetables que hacían cumplir la ley o castigaban las fechorías de los malhechores.

Eran grupos secretos, que actuaban fuera de la legalidad, bien porque no existía otra autoridad mayor, y la impunidad era clara, o bien porque los que debían hacer respetar las leyes se encontraban en una situación de corrupción total.

El Comité de Vigilancia, se dedicaba a recorrer  los pueblos o tierras, para reducir la criminalidad. En muchos casos sus víctimas acababan siendo quemadas, abatidas a tiros, colgadas, etc. Ninguno de ellos pasaba por un juicio previo. De hecho este era el problema que existía, si uno de los forajidos era detenido y era llevado a juicio, al final acababa libre, porque nadie se atrevía a declarar en su contra. Con lo cual, la justicia en este momento era insuficiente.

A esto se sumaba la participación pasiva de los Sheriffs en los hechos. Éstos tenían un pacto de silencio con el comité, de forma que simplemente dejaban que ellos hicieran su trabajo de forma impune.

Las comunidades que dependían del Comité de Vigilancia para ser seguras, no dudaban de la efectividad del mismo, aunque no faltan en el oeste tumbas con las inscripción: Hanged by mistake (ahorcado por error).

Información obtenida del libro Breve Historia del Salvaje Oeste; Pistoleros y Forajidos. Editorial Nowtilus.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.