Un smarthone es un híbrido entre el teléfono móvil tradicional y un ordenador portátil.

El smartphone, que surgió en los años noventa, es una variedad de teléfono móvil que se caracteriza por contar con un mayor número de aplicaciones que un teléfono tradicional. Desde su nacimiento, el teléfono se usaba para la realización y recepción de llamadas y mensajes de texto; pero, con la aparición del smartphone, estos usos han cambiado radicalmente. 

Estos dispositivos, se encuentran a caballo entre el teléfono móvil y el ordenador personal. Su principal cualidad es la “multifunción” que, como en el ordenador, nos permite trabajar en varias pantallas a la vez. En el teléfono móvil tradicional, para ver la agenda, mientras hablabas, era necesario colgar. Sin embargo, en la actualidad, ya es posible hacer las dos cosas a la vez.

En general, las características más significativas del smartphone son: 

- Conectividad a Internet mediante la tecnología Wi-fi (sin cables) o 3G (cobertura de tercera generación).

- Incluye GPS para saber la localización geográfica de cualquier lugar.

- Sincronización de los dispositivos mediante el sistema de Bluetooth (conexión de dos teléfonos móviles entre sí).

- Apariencia sofisticada con una gran pantalla táctil (pantalla sensible al tacto) o teclado QWERTY (formado por letras y numeración).

- Sistemas operativos de última generación como Android, Windows Phone, IOS, etc.

Con los Smartphones, se ha impuesto el uso masivo del teléfono como organizador personal; así, como para estar permanentemente interconectados. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.