Los protocolos WEP y WPA hacen alusión a la protección de la red inalámbrica Wifi.

Con la aparición de la tecnología Wifi cada vez más se prescinde de la conexión a través de cables sustituyéndola por el sistema inalámbrico. Pues bien, la red Wifi puede alcanzar un área de alcance bastante amplia, con lo que aquellos usuarios que se encuentren dentro de ese radio pueden hacer un uso fraudulento de ella sin consentimiento alguno. Para evitar ese intrusismo, existen dos sistemas que han ido evolucionando con el tiempo:

- Protocolo WEP (Wired Equivalent Privacy): es un sistema de cifrado de información más antiguo que el WPA, que utiliza el estándar IEEE 802.11 creado prácticamente a la vez que la red Wifi. 

- Protocolo WPA (Wifi Protected Access): surgió para mejorar el anterior. Destaca por la introducción del TKIP (Temporal Key Integrity Protocol) que aumenta la protección de la red empleando un proceso de generación automática de contraseñas cada cierto tiempo. Como evolución, nacería el WPA2 con el sistema de algoritmos AES (Advanced Encryption Standard) para el cifrado. 

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.