A unos 80 kilómetros al sur de Oporto, encontramos la población costera de Aveiro, la discutible "Venecia portuguesa".

Hablar de Aveiro es hablar de su ría, que en tiempos propició que al pueblo le fuera muy bien, con mucho comercio de pescado y todas esas cosas. Ahora hay un gran polígono industrial y un puerto destacable. El pueblo sigue manteniendo sus escasos canales, incluyendo también los moliceiros, o barcos que antes llevaban el producto del molino por la ría, y que ahora solo llevan turistas. Parece ser que cualquier ciudad del mundo que posea dos canales en su casco urbano deben llamarse "la Venecia de tal". Aquí, el apelativo evoca algo que no es, y probablemente no recomendaría a Aveiro como un destino importante, sí como un lugar de paso en nuestro viaje.

A unos kilómetros de Aveiro se avanza hacia la praia de Barra, amplia aunque con mucha gente. Dicen que en esta playa se encuentra el tercer faro más alto del mundo, con 62 metros, y construido a finales del siglo XIX, aunque ese dato habría que comprobarlo. Sí es el segundo más alto de la Península Ibérica, y buen punto para comenzar un paseo por esta playa antes de emprender viaje a sitios más interesantes de la costa portuguesa.

Fotos de Manuel González.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.