Como muchos países, Portugal tiene mucho que decir sobre la cerveza, gracias a la variedad y calidad de sus grandes marcas.

Además del vino verde portugués, no hay nada mejor que una cerveza para acompañar una sesión de gastronomía lusa. Y el país vecino ofrece principalmente dos marcas bien conocidas, Sagres y Superbock. Sobre gustos no hay nada escrito, y encontraremos seguidores acérrimos de una marca u otra. Lo mejor es probar ambas para salir de dudas. Y lo probable es que vengas de vuelta a España con alguna caja metida en el maletero del coche, ya que no es fácil encontrarlas en nuestro país salvo en lugares fronterizos o muy concretos. De Sagres, además de la clásica, podemos pedir las variedades Bohemia, con un toque más tostado, y Preta, que es muy tostada, casi-negra. Superbock también ofrece distintos tipos, como la Stout, negra de gran sabor, Abadía, con un toque a caramelo o Rubí, para padalares más exquisitos.

El combinarlas con ciertos platos va en las preferencias de cada uno, probablemente las tostadas sean idóneas si estás comiendo carne, por ejemplo. Todas ellas las podemos pedir en "copo" (vaso), "garrafa" (botella) o "caneca" (jarra). Pero lo mejor, si es posible, es pedirla de grifo o "pressao", ya que la cerveza servida desde el barril ofrece siempre las mejores condiciones para disfrutarla.

Fotos: Manuel González

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.