La ordenación de los asistentes a cualquier acto depende del tipo de evento y del espacio destinado al mismo. Existen varias disposiciones de invitados, que tienen en cuenta esas variables.

Aparte de configurar la presidencia, en cualquier tipo de evento resulta primordial ordenar al resto de invitados. El resultado dependerá del tipo de acto a organizar, así como de las características del auditorio donde se celebre. Estas son algunas de las posibilidades más empleadas en protocolo:

Auditorio estructurado en una única fila de asientos impares.

En este caso, todos los asistentes al evento se sientan frente a la presidencia, organizados en una única fila y ordenada ésta en alternancia. El asiento central de cada una de las líneas es el que tiene la precedencia y, aplicando la "ley de la derecha", prosigue la configuración hacia los extremos. Seguidamente, el esquema de esta disposición:

11     9     7     5     3     1     2     4     6     8     10

22   20   18   16    14    12   13   15   17   19    21

En algunas ocasiones, se reserva la primera hilera de asientos a las autoridades presentes en el acto. Es habitual ubicar a los consortes de éstas en lugares especiales, para evitar romper el orden de precedencias. Otras veces, por el contrario, se sitúa a cada pareja en la misma línea, aún respetando el sistema de ordenación en alternancia. Así, el consorte del invitado número 1 toma asiento en el puesto número 2, la siguiente pareja ocupa las sillas 3 y 4 y así sucesivamente.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.