Debería resultar evidente que, antes de comenzar a preparar una oposición sepamos qué tipos de oposiciones hay actualmente.

En función del tipo, requeriremos más preparación o mayor titulación. De la misma manera, en función del ámbito territorial, podemos hacer varias distinciones.

Empezando por estas últimas, por el ámbito territorial o geográfico, las oposiciones pueden ser:

  • Locales: se refieren a plazas de funcionarios en Ayuntamientos, Diputaciones Provinciales y Universidades (por ejemplo, Policía Local, Administrativos del Ayuntamiento).
  • Autonómicas: en este caso, se trata de los exámenes para funcionarios de las distintas comunidades autónomas y siempre dentro del ámbito de éstas. Y aunque los temarios pueden diferir (no mucho), entre una Comunidad y otra, al no coincidir en fechas unas y otras, cada uno se puede presentar a aquéllas para las que se esté preparando. Tipos de plazas a cubrir: Profesores, Policía Autonómicas, etc.
  • Nacionales: se trata de oposiciones para ocupar plazas en organismos e instituciones de la Administración General del Estado (Ministerios, Policía Nacional, Jueces, etc.). Suelen convocarse un mayor número de plazas, aunque las convocatorias están más distanciadas en el tiempo (la convocatoria sueles ser anual o bianual).
0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.