Aunque a todo le llamamos canela, lo cierto es que existen dos variedades.

La canela es una especia dulce y aromática, que procede de la corteza de un árbol tropical, el canelo. Esta corteza se corta y se deja secar a la sombra, hasta que se obtienen los barquillos, que se trocean  o se muelen para comercializarlos en polvo. En el mercado, tenemos dos variedades fundamentales de canela: la canela de Cassia (cinnamomum cassia) y la de Ceilán (cinnamomum verum), de mayor calidad.

La canela de Ceilán es de sabor más dulce y delicado, tiene un color tostado y la rama es gruesa, pero se diferencian sus capas.

 

La canela de Cassia, por su parte, tiene un aroma más intenso y ligeramente picante, mientras que el color es más oscuro y apagado y apenas se diferencian las capas de la rama, que está hueca. Cuando la canela es molida resulta más difícil diferenciarlas, es por ello que lo más recomendable es comprarla en rama y molerla nosotros mismos con un simple molinillo de café.

 

Imágenes: poppet with a camera, ion-bogdan dumitrescu

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.