Sufrir una gastroenteritis en poco tiempo y en un lugar alejado puede suponer una experiencia muy molesta. Si sufre la llamada diarrea del turista en su viaje debe beber mucho líquido para evitar la deshidratación.

El primer paso, tras sentir algún síntoma de gastroenteritis en un viaje, es acudir a un experto sanitario. En la mayoría de los casos el tratamiento se basa en reposo y en una dieta líquida:

- Beber agua, agua con limón o té. Se recomienda ingerir pequeñas dosis o pequeños sorbos de vez en cuado para evitar los vómitos.

- La Organización Mundial de la Salud aconseja tomar un preparado de rehidratación de venta en las farmacias compuesto por glucosa, cloruro de sodio, bicarbonato de sodio y cloruro de potasio.

Una vez los resultados sean positivos y satisfactorios, la recuperación del paciente se mantiene con una dieta astringente basada en arroz cocido y yogurt, evitando las frutas frescas, la leche, las verduras y el café.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.