Unos simples cambios en tu vestuario pueden conseguir que parezcas muchísimo más alta de lo que realmente eres, realzando tu cuerpo de forma más estilizada.

Lo primero es evitar los pantalones o las faldas con dobleces sobre el abdomen, ya que visualmente te reducirá mucho tu altura. Elige siempre telas suaves y con mucha caída, ya que las telas duras reducirán tu look y te harán más gordita.

Vigila siempre los largos de las faldas, porque pueden jugarte una mala pasada. Las más largas sólo favorecen a las chicas altas. Las faldas por encima de la rodilla es la mejor opción, ya que las faldas largas y los vestidos reducen tu apariencia.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.