Para comprender, la redacción que hace Mateo del nacimiento de Jesús, hay que tomar en cuenta que los evangelios se escribieron posteriores a la muerte de Jesús y Mateo, a través de uno de los apóstoles de Jesús, el cual se encargó de contarle la historia

Sin embargo, hay dos apóstoles que no relatan el nacimiento de Jesús. El primero, Marcos, ya que como se sabe, el se encargo de escribirle  a los romanos. A Ellos solo les interesaba, la historia de un hombre  capaz de pelear vigorosamente contra las fuerzas del mal.

Sin embargo al apóstol Juan, que no menciona para nada el nacimiento, da a conocer al mundo, al mismo Dios encarnado  cuando escribió: “En el principio era el verbo, y el verbo era con Dios, y el verbo era Dios”. Ningún otro podía descubrir la personalidad divina de Jesús, como el discípulo amado.

Finalmente nos falta analizar el relato que hace Lucas de este acontecimiento, que sin lugar a  dudas es el más profundo además de ser el más bello. La cuestión radica en que Lucas, cuya ciudadanía era griega, dedica su información a un amigo llamado Teófilo, también griego. Léase Lucas 1, versículos del 1 al 4.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para personalizar los contenidos y publicidad que ofrecemos en la web, así como obtener estadísticas y analizar el tráfico. Compartimos información acerca del uso que usted hace de nuestra web con nuestros socios de publicidad y de analítica web. Ellos pueden combinar dicha información con otros datos que usted les haya proporcionado anteriormente, o que hayan recogido de su actividad en otros servicios. Al navegar o utilizar nuestros servicios, entendemos que acepta el uso que hacemos de las cookies.