Puedes ajustar fácilmente el alto y ancho de las celdas en Word con una sola acción del ratón.

Todas las celdas de una fila tienen siempre el mismo alto, y lo normal, es que todas las celdas de una columna tengan también el mismo ancho. Cuando creas una tabla, Word dispone las columnas para que tengan el mismo ancho y la tabla ocupe todo el ancho del área de escritura. Pero cuando unes dos tablas, aunque tengan el mismo número de columnas, es fácil que no coincida el ancho de las celdas.

Cuando tengas celdas con distinto ancho, utiliza la siguiente secuencia para que todas sean iguales:

  1. Sitúa el puntero del ratón sobre la línea lateral de una celda (el puntero del ratón toma la forma de doble flecha lateral).
  2. Haz clic con el botón izquierdo y, sin soltarlo, arrástralo hacia un lado y suelta el botón del ratón; si hay varias celdas correlativas que tienen el mismo ancho, todas se ajustarán a esa nueva posición.

Cuando Word crea las tablas, a todas las columnas les asigna un ancho similar, el cual no suele ser el apropiado porque lógicamente, deberán ser más anchas cuanto más texto contengan. Una forma muy cómoda de ajustar el tamaño de las columnas es dejándole a Word que lo haga por nosotros; utiliza la siguiente secuencia para hacerlo:

  1. Sitúa el punto de inserción en cualquier lugar de la tabla.
  2. Selecciona en la ficha Presentación de Herramientas de tabla, Tamaño de celda, el comando Autoajustar y, en el menú que se despliega, pulsa sobre Autoajustar al contenido.

Para modificar manualmente el ancho de una columna, utiliza la siguiente secuencia de pasos:

  1. Haz clic en cualquier lugar de la tabla.
  2. Sitúa el puntero del ratón sobre la marca que aparece en la regla sobre esa columna (es similar a un cuadrado con fondo gris y puntos blancos; el puntero del ratón se convierte en una doble flecha).
  3. Haz clic en el botón izquierdo del ratón y, sin soltarlo, arrastra la línea hasta que tengas el ancho que deseas.

De esta forma, cambias el ancho de esa columna y, por tanto, el ancho de la tabla.

Cambiar el alto de una fila no suele ser necesario, ya que Word lo hace de forma automática según escribes el texto o le cambias el tamaño al texto de las celdas de la fila. En cualquier caso, puedes hacer lo mismo que en la secuencia anterior pero con las marcas que aparecen en la regla vertical.

2

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.