Es un proceso por el cual se analiza la imagen corporativa de una sociedad. Sin la auditoria es muy difícil determinar la personalidad corporativa de una empresa.

La empresa auditora tiene que ser muy escrupulosa a la hora de analizar los distintos aspectos que componen la organización analizada, además es necesario buscar diversas opiniones.

A la hora de realizar la auditoria de imagen se pueden combinar varias técnicas, desde las más específicas a las más generalistas. Es importante el análisis a todos los niveles y en todos los departamentos de la empresa.

Es necesario dividir la imagen corporativa en distintas clases de imagen: imagen financiera; imagen interna; imagen comercial e imagen pública. Después hay que actuar sobre las variables que más afectan a cada una de ellas.

Por lo tanto, se puede decir que la imagen corporativa es la mezcla de tres elementos:

- La imagen funcional, que es la suma de la imagen financiera y la imagen comercial.

- La autoimagen, que es la imagen interna (pero que se debe proyectar al exterior).

- La imagen Institucional, que se corresponde con la imagen pública.

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.