Un proyecto internacional reduce el tiempo de carga de los coches eléctricos.

En España, el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) ha sido el encargado de llevar a cabo la constitución de un grupo de trabajo cuyo proyecto de investigación, CRAVE, está destinado a la búsqueda de soluciones para optimizar el proceso de carga de las baterías de los coches eléctricos. En concreto, la pretensión es la de reducir de ocho horas a cinco minutos el tiempo necesario para que la energía de las baterías esté completa. 

El proyecto, en el que participan instituciones internacionales (cinco países europeos y Estados Unidos) que se reunirán en varias ocasiones en los tres años de su duración, se encuentra respaldado por la Agencia Internacional de la Energía. El nuevo sistema de carga de energía se enmarca dentro de otros muchos trabajos que ha desarrollado el CIRCE con otras firmas automovilísticas, como SEAT, en busca de tecnologías basadas en las energías limpias y renovables. 

2

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.