Los coches híbridos, diésel y eléctricos, lograrán reducir, al máximo, el consumo de combustible y la consecuente emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

Cada vez tienen más presencia en los salones de automóviles y están pasando a convertirse en las "estrellas" de todas las marcas existentes en el mercado.

Está previsto que en 2012 se inicie la comercialización masiva de vehículos híbridos, mitad diésel y mitad eléctricos. Una reconocida marca sueca ya trabaja en el lanzamiento de su primer modelo diésel y "enchufable". Este coche estará dotado con dos motores, uno turbodiésel de 215 cv y otro de 70. La batería garantizará una autonomía de hasta cincuenta kilómetros, pasando después, si no se recarga, a modo híbrido.

Los "enchufables" llevarán incorporadas baterías de iones de litio, que podrán recargarse en enchufes domésticos. Otra opción de recarga será la que se realice con el coche circulando en modo híbrido, aunque en este caso aumentará el consumo de combustible. Una central electrónica se encargará de coordinar el trabajo de los dos motores, con el objetivo de reducir, al máximo, el consumo y las emisiones contaminantes al exterior.

A pesar de su actual impulso, los coches eléctricos nacieron hace mucho tiempo. Incluso, algunos técnicos crearon pequeños automóviles, impulsados por electricidad, antes de nacer los actuales diésel y gasolina. Así, en 1835 el holandés Sibrandus Stratingh construyó un pequeño modelo con esas características.

La actual preocupación por el medio ambiente y la protección de los recursos del planeta está favoreciendo el desarrollo de este tipo de tecnología, que empieza a subvencionarse por parte de los gobiernos. Dentro de poco tiempo, "enchufar" nuestro coche a la corriente eléctrica será un gesto habitual en nuestro quehacer diario.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.