Sí. De esta forma, en vez de tres o cuatro vehículo funcionando sólo consume uno.

Puedes compartir coche en tus desplazamientos diarios (por ejemplo para ir y volver del trabajo o de la universidad), o en tus viajes más largos (por ejemplo entre dos pueblos o ciudades distantes).

Compartir coche tiene una serie de ventajas:    

- Reducirás tus emisiones de CO2 por lo menos en un 50%.

- Ahorrarás dinero en combustible.   

- Disminuir la contaminación y el consumo energético producido por los vehículos privados.

Cuando no se conduce se puede aprovechar el tiempo de viaje en realizar alguna actividad o simplemente compartirlo con el resto de ocupantes.

En Internet existen guías para compartir el coche:   

www.conmicoche.como    

www.viajamosjuntos.com

1

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.