No todos los centros de buceo son iguales. En este manual, además de indicarte dónde encontrar un listado de los mismos te aconsejamos cómo elegirlo.

Elegir un buen centro de buceo es algo imprescindible para disfrutar de una buena inmersión. Si somos novatos o poco experimentaros es algo primordial, ya que dicha elección puede ser la diferencia entre tener una experiencia fantástica o una experiencia desastrosa. En el caso de los buceadores experimentados, ya hemos tenido nuestras propias malas y buenas experiencias, por lo que sabemos la importancia de esta decisión.

Nosotros hemos detectado algunos lugares en los que puedes encontrar listados de centros de buceo, pero independientemente de cómo llegues a la información, queremos compartir contigo los aspectos que creemos que hay que considerar a la hora de elegir uno u otro.

La importancia de unos u otros factores dependerá de la experiencia y de las opciones que tengamos de volver a la zona. Algunos de estos factores son:

  • Busca un centro fiable. Con la extensión de la práctica del buceo han surgido infinidad de centros, algunos de ellos tienen personal muy cualificado y otros no tanto. Elegir un centro que te recomienden buceadores con experiencia suele ser una garantía. Si además eres novato, una mala experiencia puede hacer que le cojas manía a un maravilloso deporte que no tiene la culpa de los malos hábitos de algunos.
  • Que el centro cumpla con todas las normas de seguridad. La seguridad en el buceo es un “must”. No deberían dejar bucear a nadie sin carnet aunque se trate de un olvido, ni deberían permitir sobrepasar los límites de inmersión establecidos.
  • Que tenga unas salidas que se ajusten a tus necesidades. No es lo mismo bucear en un grupo de 10 que hacerlo en uno de 4; no es lo mismo salir desde la playa que en barca. Busca un centro que tenga variedad de salidas y que conozca bien la zona. Como en el turismo, un buen guía es necesario.
  • Elige un centro que tenga buen material y que sea abundante a ser posible. Es muy probable que necesites alquilar parte del material, si solo tienen 3 neoprenos es probable que ninguno se ajuste a tu cuerpo como debe. Y pasar frio en el agua es muy desmotivante. Por no hablar de las gafas o escarpines. Variedad y calidad son los aspectos a tener en cuenta al elegir el material de buceo.
  • Que tenga buen ambiente. No es ninguna tontería. Cuando practicas buceo estás disfrutando de tu tiempo de ocio y quieres hacerlo con gente que quiera divertirse y pasar un buen rato, no con gente que siempre ve problemas y objeciones a todo.
  • Piensa en la comodidad. ¿Dispone de instalaciones cerca del puerto o de la playa? Moverte por ahí equipado con el neopreno y 20Kg encima no es nada agradable. Fuera del agua los buceadores somos especialmente torpes; así que considera también este factor.
  • Y en los tiempos que corren considera también el precio. Varía muchos de un centro a otro, por su situación, por su experiencia, por el enfoque que tengan o no al mercado turístico... Las diferenciáis pueden llegar al 30 o 40%, así que considera si hay centros que a igualdad de condiciones te ofrecen mejor precio. Aunque no debes de olvidar que las superofertas y los precios muy bajos suelen estar reñidos con la calidad y las normativas de seguridad.

Eso sí, una vez realizada la selección, ten claro que la elección que hayas tomado es la buena. Una vez que te has decidido no mires atrás y disfruta de tu inmersión.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.