Si tienes unos párrafos en los que has utilizado los tabuladores tienes media tabla hecha.

Otra forma de hacer una tabla es mediante la conversión de un texto que tiene marcada, de alguna forma, cada columna y fila. Por ejemplo, si tienes unos párrafos en los que has utilizado los tabuladores, puedes seleccionarlos y, mediante el comando Convertir texto en tabla..., del desplegable Tablas que hay en el grupo Tabla, Word lo transformará en tabla, creando una columna por cada pulsación de tabulación existente.

Si, por el contrario, lo que deseas es convertir una tabla en texto, realiza el proceso contrario: selecciona la tabla y ejecuta en la cinta de opciones el comando Convertir a texto, de la ficha Presentación en Herramientas de tabla; la tabla perderá sus líneas y ahora aparecerá el texto separado por unas marcas de tabulación que aparecerán en la regla en la posición en que estaban las columnas.

Word te mostrará un cuadro de diálogo para que especifiques más la acción. La forma habitual de trabajar con estos comandos es usando el tabulador, pero en algunas conversiones de archivos de datos puede que se usen otros caracteres para delimitar las columnas, como por ejemplo el punto y coma, comas, etc; observa en estos casos ese carácter y especifícalo.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.