Estos tres métodos son fundamentales porque son el día a día del trabajo con Microsoft Excel.

Si quieres comenzar a trabajar con un libro nuevo y en blanco, haz clic en el Botón Office, Nuevo y luego clic en el botón Crear del cuadro de diálogo Nuevo libro que aparecerá. Excel creará un libro de trabajo nuevo y en blanco y lo mostrará en la pantalla para que puedas comenzar a trabajar con él.

Cuando inicies una sesión de trabajo con Excel tienes dos opciones: comenzar a trabajar con un libro nuevo o seguir con un libro que hayas guardado previamente. En este segundo caso, para poder seguir trabajando con el libro, primero deberás abrirlo en Excel. Para abrir un libro de trabajo ejecuta el comando Abrir después de pulsar el Botón Office. Excel te mostrará el cuadro de diálogo Abrir, que sirve para buscar el archivo en cuestión en tu disco ordenador; selecciona la unidad de disco y la carpeta en la que almacenes el libro de trabajo y pulsa el botón Abrir.

Para finalizar la tarea con el libro de trabajo, después de guardarlo debes cerrarlo. Esto es tan fácil como ejecutar el comando Cerrar, dentro de las opciones que despliega el Botón Office. Si has hecho modificaciones en el libro de trabajo desde la última vez que lo guardaste, Excel te advertirá de ello, dándote la opción de guardar de que hubieras hecho. Si no hay cambios que guardar, la ventana del libro de trabajo se cerrará y sólo quedará la ventana del programa. Si pulsas el botón Cancelar en este cuadro de diálogo, el libro no se cerrará y no se guardarán los cambios, de modo que podrás seguir trabajando en él.

2

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.