La tos o los estornudos son actos involuntarios, por lo que no podremos evitarlos si ocurren.

Cuando sentados a la mesa tengamos la urgencia de toser o estornudad debemos actuar de una manera natural.

Nos cubrirnos la boca con la mano o mejor con un pañuelo si tenemos tiempo, pero nunca con la servilleta, ya que éste no es su uso. Pediremos en voz baja “perdón” y  seguiremos comiendo con normalidad.

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.