El pan es la forma elaborada de cereales más consumida en el mundo, pero no todos los tipos de pan tienen las mismas características nutricionales.

En el terreno de la practicidad, el pan de molde tiene una mayor conservación. A simple vista, podríamos decir que es mejor que el pan tradicional. Pero no todos los panes son iguales, y para poder hacer una diferencia entre ambos tipos de pan, debemos destacar la carga nutricional positiva de un producto frente al otro.

Los hidratos de carbono se “queman” con facilidad con la actividad del cuerpo humano, son el primer recurso energético. Pero en la composición lipídica encontramos la diferencia.

Las grasas se componen por ácidos grasos, que pueden ser saturados o insaturados. Y dentro de este último grupo encontramos los monoinsaturados y polinsaturados. Los estudios médicos revelan que las grasas saturadas son las responsables de muchas enfermedades degenerativas.

En la elaboración del pan de molde, los ácidos grasos insaturados se someten al proceso de hidrogenación, para que de este modo se alcance una mayor conservación del alimento. El resultado son ácidos grasos tratados científicamente que sustituyen las propiedades de los ácidos grasos saturados. Los más famosos son los ácidos trans, cuya principal características es la modificación de los enlaces en su composición química. Las grasas trans están presentes en los alimentos de elaboración industrial, como margarinas, bollería, aceites, etc. Y son menos beneficiosos para la salud, porque el cuerpo humano no rompe con facilidad los enlaces artificiales de su composición química.

Las diferencias estudiadas demuestran que las grasas saturadas y las grasas trans están presentes en mayor cantidad en el pan de molde. Aunque también es importante resaltar que no todas las marcas y panes son iguales.

En resumen, de manera general el pan tradicional es menos perjudicial que el pan de molde. La recomendación común de todas las asociaciones e instituciones de nutrición, es que los usuarios atiendan al análisis nutricional de los alimentos, y eviten la ingesta de grasas saturadas y transgénicas en la mayor medida posible.

3

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.