El régimen nazi llevó a cabo el asesinato indiscriminado de judíos durante la II Guerra Mundial.

Hitler fue el dirigente que puso en marcha la aniquilación de los judíos de Europa. Este proceso se denominó Holocausto.

No está muy clara hoy día la animadversión que Hitler sufría por los judíos. Hay diferentes versiones del porqué de esta antipatía, aunque el antisemitismo era una de los pilares de algunos grupos políticos de la época, se cree más bien que tuvo que estar relacionado con alguna vivencia personal del propio Führer.

Dicen los historiadores que estando su madre enferma, un médico judío le proporcionó un tratamiento experimental, que lo único que hizo fue incrementar su sufrimiento. Hitler tenía un desmedido amor por su madre, así que no resultaría raro que culpabilizase, a los judíos en general, de su muerte.

Saliendo de lo personal, simplemente se cree que Hitler buscó crear un enemigo al que poder culpar de los errores del sistema y contra el que poder orientar a sus seguidores; una estrategia muy utilizada en los regímenes autoritarios.

  • Ya en el año 1933 se produjeron medidas para atemorizar a la población judía, además de ir poco a poco introduciendo pensamientos negativos hacia ellos en la población germana. Pero no es hasta 1935 cuándo se toman medidas legales, se negaba a los judíos la ciudadanía alemana y se prohibía el matrimonio entre judíos y germanos.
  • En diciembre de 1938 se produce “La noche de los cristales rotos” (Kristallnacht). La madrugada del día 9, se produce un asalto a comercios y casas judías que fueron saqueadas. Los dueños fueron arrestados y enviados a campos de concentración. Esta noche se saldó con el arresto de un 20.000 a 30.000 judíos.
  • Los enfermos mentales estaban también en el punto de mira y entre los años 39 y 41, se llevó a cabo “la muerte misericordiosa” de más de 70.000 personas. Fue el comienzo del método utilizado posteriormente con los judíos en los campos de concentración, el gaseamiento.
  • En 1942 se pone oficialmente en marcha la red de campos de exterminio.

Previamente ya se realizaban asesinatos en masa, las tropas germanas avanzaban por Polonia, tras ellos, un pelotón de exterminio al que llamaban “Einsatzgruppen”.

El procedimiento era el siguiente: cuándo una localidad caía en manos germanas, se mandaba llamar a los judíos que hubiera en la zona, se les citaba al amanecer. Una vez en el lugar de encuentro, les hacían formar filas, y los conducían al bosque. Allí tenían que desnudarse y caminar entre una formación de soldados de las SS derechos a alguna zanja. Se les obligaba entonces a tumbarse bocabajo, muy juntos en el fondo de la misma. El asesinato se llevaba a cabo con un tiro en la nuca.

Este método acabó cuando Heincrich Himmler, jefe de las SS, presenció una de estas masacres. Decidió que había que ponerles fin, buscando métodos más dignos para los verdugos, que no para las víctimas.

En 1942 se celebró la conferencia de Wannsee. Este era el lugar dónde se reunieron los 14 funcionarios dirigentes de la administración ministerial y las SS. Se organizó la eliminación física de 11 millones de personas. Se acordó la manera en que se realizaría a partir de ese momento, las cámaras de gas.

Hasta entonces los recluidos en los campos de concentración morían por la falta de alimentos o los excesivos trabajos a los que eran expuestos, a partir de ese momento estos lugares eran parte activa del exterminio, asesinando directamente a las personas en lo que hacían pasar por duchas, las cámaras de gas.

Información obtenida del libro Breve Historia de la Segunda Guerra Mundial. Editorial Nowtilus

0

¡Deja tu comentario!

Usamos cookies para mejorar, analizar las conexiones y mostrar publicidad. Si continuas, aceptas su uso. Más info aquí.